Qué recomendamos?

Materiales

Los músicos necesitan diferentes tipos de protección dependiendo de los niveles de sonido con los que se encuentran durante sus jornadas laborales.

Existen diferentes formas de protección pasiva que merecen ser tenidas en cuenta.
Destacamos:

Medidas Técnicas en la emisión:
  • Reducir el sonido emitido por los instrumentos (por ejemplo: cerrar la tapa del piano)
  • Utilización de sordinas
Medidas Técnicas en la transmisión:
  • Reducir el sonido transmitido estructuralmente mediante elementos aislantes
  • Corregir la acústica del local con revestimientos que amortigüen o absorban el sonido
  • Pantallas acústicas (rígidas / flexibles / híbridas)
  • Otras medidas específicas, como puede ser que al situarse en gradas, que éstas queden como mínimo 50 cm por encima de la fila de enfrente.
  • En frente de una orquesta se dejará un espacio de 2 m sin obstáculos
Medidas organizativas:
  • Elegir instrumentos que emitan el mínimo nivel sonoro
  • Disminuir el nivel sonoro en los Ensayos / Actuaciones
  • Situar las fuentes de manera que se eviten exposiciones innecesarias (Ej. Elevar los Altavoces / Amplificadores). Colocación de los altavoces elevados por encima del suelo, lo que origina una pérdida de ruidos de baja frecuencia, aunque mantiene el volumen suficiente para que el músico toque a un nivel más alto.
  • Elegir locales con acústica / dimensiones adecuadas
  • Limitar el tiempo de exposición (Ej. Acortar los ensayos)
  • Controlar el acceso a áreas ruidosas (Ej. fosos de escenario)
  • Rotar el personal entre tareas / posiciones más o menos ruidosas (se comparte la incomodidad de las posiciones más ruidosas)
  • Alejar el trabajador de las fuentes o de otros músicos. Trompetas y trombones (o similares) deben procurar que el sonido pase por encima del resto de músicos, por lo que deberían colocarse sobre plataformas o lugares más elevados y los instrumentos de cuerda deben contar con un espacio libre por encima de ellos de 2 m
  • Cambiar la disposición de los músicos: Se pueden desbloquear los metales situándolos en los extremos (o incluso ante los violines) o, incluso, ponerse de pie para tocar y / o tocar con las campanas hacia arriba en aquellos instrumentos que lo permitan. Estos cambios permiten escuchar mejor a los instrumentistas y los músicos se sentirán menos agredidos.
  • Elegir altavoces y amplificadores con poca distorsión
  • Reducir el nivel de los monitores "fold-back" en el escenario o sustituirlos por sistemas de monitorización personales
  • Limitar el volumen de los clic tracks auriculares / sustituir por luces indicadoras o alfombrillas vibratorias bajo el músico
  • Considerar la carga sonora de las piezas en planificar el repertorio: Equilibrar obras ruidosas con otras más suaves

El uso de la protección individual debería ser el último recurso respecto a las medidas anteriores, pero en cualquier caso se recomienda que la misma tenga un filtro de atenuación lo más plana posible para evitar distorsiones indeseadas en el proceso de percepción por parte del músico. El uso de un protector industrial distorsiona las frecuencias de forma desigual y, por tanto, la información recibida dificulta la ejecución por parte del músico.

Esta medida está indicada para músicos que toquen sus instrumentos o se sienten cerca de instrumentos que generen sonidos de altas frecuencias (por ejemplo: violines, trompetas, flautas y pianos).

En este sentido, la mejora de la percepción por parte del artista disminuye el riesgo para lesiones por esfuerzo repetitivo.

Legislació

Ponemos a su disposición algunas recomendaciones y normativas que pueden ayudar a evitar situaciones de riesgo para su vida auditiva.

Descárgate aquí el “Código de conducta con Orientaciones Prácticas para cumplir con el Real Decreto 286/2006